Archivo de la etiqueta: Tus falacias veganas

Tus falacias veganas: «Las plantas también pueden sentir dolor»

Falacia:

Una (en teoría) pensante y sintiente planta debe ser sacrificada para que nos podamos alimentar de ella, de la misma forma que un animal debe ser sacrificado y entre estas dos situaciones no existe ninguna diferencia.

Respuesta:

Los veganos trazan su línea en el sufrimiento innecesario de individuos sintientes. Las plantas carecen de nervios, tampoco tienen un sistema nervioso central y por eso no pueden sentir dolor o responder a ninguna circunstancia de una manera deliberada (que no se debe confundir con la reacción inconsciente que sí tienen). A diferencia de los animales, las plantas carecen de la habilidad o la posibilidad de experimentar dolor o tener algún pensamiento sensible, así que no existe ningún problema ético con comerlas. Las palabras ‘vida’, ‘viviente’ y ‘vivo’ o ‘viva’ tienen significados diferentes al ser usados para describir a plantas y animales. Una planta que está viva no es consciente y no puede sentir dolor. Un animal vivo es consciente y puede sentir dolor. Por lo tanto, es un argumento frágil y cuestionable afirmar que las plantas han desarrollado una aún indetectable habilidad para pensar y sentir pero no la habilidad para desarrollar una estrategia evolutiva para defenderse y evitarlo (ej. huir, etc).

De todas maneras, para producir cada kilo de carne es necesario invertir 16 kilos de vegetales, dependiendo de la especie animal y otras condiciones. Dada la cantidad de muerte de plantas que se debe invertir para producir cada kilo de carne, la creencia en la sensibilidad de las plantas la hace también un poderoso argumento pro-vegano.

Tus falacias veganas: El tener colmillos me hace ser carnívoro

Falacia:

Dado que los humanos desarrollamos colmillos para desgarrar carne, esto significa que es natural y normal para nosotros comer carne.

Respuesta:

Cuando los humanos comemos carne, nosotros en realidad no desgarramos la carne con nuestros colmillos. Por el contrario, nosotros ya modificamos y suavizamos la carne al cocinarla y la pre-desgarramos con utensilios y cubiertos antes de triturarla con nuestros molares aplanados, los cuales están mejor adaptados para masticar plantas y verduras.

Utilizar la dentadura como indicador de la dieta es un caso difícil de defender. Los gatos y perros domesticados tienen una estructura dental similar, pero los gatos son carnívoros y los perros pueden ser veganos. Los gorillas son herbívoros y tienen colmillos largos. Nuestros dientes se asemejan más a los de los herbívoros que a los de los carnívoros, pero nosotros somos capaces de digerir la carne y secreciones de otras especies, lo que significa que nosotros podemos escoger comer plantas, animales o ambas cosas. Por lo que está claro que los dientes de una especie no son un determinante confiable de sus necesidades alimenticias.

Tus falacias veganas: “Los veganos no pueden obtener suficiente proteína”

Falacia: “Los veganos no obtienen suficiente proteína de una dieta basada en plantas para mantener una salud adecuada”.

Respuesta

Los humanos necesitamos que nuestras dietas estén constituidas en un 6% de proteína, aunque la mayoría de los doctores recomiendan un 9% para estar seguros. Muchas nueces y verduras contienen suficiente proteína para satisfacer esta necesidad, por lo que podemos afirmar que las dietas basadas en plantas proporcionan una cantidad adecuada de proteínas para la salud humana.

No existe ningún estudio fiable que relacione una dieta basada en plantas con defiencia de proteínas. Además, ni los veganos ni nadie en un país desarrollado o en desarrollo se encuentra en una epidemia de desnutrición, pero sí que nos estamos enfrentando a problemas de salud crónicos y enfermedades asociadas con el excesivo consumo de proteínas. También es importante destacar que las personas hemos salido adelante e incluso prosperado con dietas basadas en verduras y legumbres a lo largo de la historia, y que cada vez más personas están elegiendo hacerlo cada año sin sufrir ninguna deficiencia proteíca. Con igualdad en el resto de los factores, los veganos han sido y continúan siendo al menos en este sentido, tan sanos como sus amigos y compañeros no veganos.

Tus falacias veganas: “Los animales comen otros animales, así que yo también”

Falacia: “Como los lobos y otros depredadores comen animales, y como los humanos también somos animales, entonces está bien que los humanos comamos animales.”

Respuesta

Los animales hacen muchas cosas que nosotros no consideramos éticas; ellos roban, violan, se comen a sus hijos y participan en actividades que no deberían formar parte de un fundamento o base lógica para nuestro comportamiento. Esto significa que es ilógico argumentar que nosotros debiéramos seguir la misma dieta que ciertos animales. Por tanto, es probablemente inútil seguir el ejemplo de topos, caimanes, y otros depredadores para tomar una decisión respecto a nuestro propio comportamiento.

Para empezar, el argumento de modelar un comportamiento humano tomando un comportamiento no humano no está demasiado claro; pero de hacerlo, ¿por qué deberíamos compararnos al hipopótamo, el zorro o la jirafa y no al tiburón, el guepardo o el oso? ¿por qué no hacer lo mismo que los cuervos y comer carroña en una cuneta? ¿por qué no hacer como los escarabajos y comer pequeñas bolas de heces secas? Puees porque resulta que los seres humanos somos un caso especial dentro del reino animal, como lo son los buitres, las cabras, los elefantes o los grillos. Cada uno es cada uno, un caso individual, con necesidades individuales y sin la capacidad de elegir. Claro está, los humanos somos capaces de un mayor grado de razonamiento, por lo que esto nos debería hacer más sensibles a la moralidad de nuestro comportamiento hacia los animales no humanos. Y aunque somos capaces de matarlos y comérnoslos, esto no es necesario para nuestra supervivencia. Además de que no somos leones, sabemos que el tener ciertas preferencias alimenticias no justifica quitarle la vida a un ser sintiente (que puede sentir y sufrir).

A %d blogueros les gusta esto: